Visión y Modelo Educativo

Visión

La Escuela de Negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez se concentra en:

  • Convertirse en una escuela de negocios global mediante el desarrollo de su proyecto educativo, la construcción y mantenimiento de alianzas estratégicas integradoras en temas de investigación y docencia a nivel internacional.
  • Fortalecer la investigación de vanguardia en áreas de negocios, atrayendo a un cuerpo docente de clase mundial y creando un entorno de investigación que facilite y promueva la investigación multidisciplinaria.
  • Contribuir al desarrollo e implementación de planes de estudio que ayuden a los alumnos a alcanzar su máximo potencial, logrando hacer una diferencia en el mercado.
  • Difundir la contribución intelectual de la Escuela mediante la ampliación de las actividades de educación ejecutiva y de extensión, de manera de impactar e influir sobre la industria.
  • Desarrollar y aprovechar la red de comunicaciones que posee la Escuela para mejorar su participación y vinculación con los líderes empresariales y responsables políticos.
edificio

Modelo educativo

En línea con el modelo educativo de la Universidad Adolfo Ibáñez, la Escuela de Negocios UAI incorpora un programa de Artes Liberales inspirado en las mejores universidades del mundo. Este modelo busca propiciar en los estudiantes la reflexión respecto a los temas más propios de la humanidad y de la vida en común, lo que permite no sólo entrenarse en una profesión, sino que desarrollar un pensamiento más sofisticado, crítico y multidisciplinario.

Lo anterior se traduce en el Core Currículum, conjunto de 8 cursos inspirados en la experiencia de 100 años de la Universidad de Columbia, donde los estudiantes leen, analizan y discuten textos clásicos de filosofía, política, literatura y ciencias.

visionymodelo

Específicamente, en el caso de la Escuela de Negocios, todos los programas de la entidad buscan, a través de las diferentes mallas curriculares, contribuir a la formación de las siguientes habilidades:

  • Liderazgo.
  • Pensamiento crítico.
  • Comunicación efectiva.
  • Conducta ética.

En el caso concreto de la carrera de Ingeniería Comercial, ésta basa su aprendizaje en dos pilares, que se traducen en excelencia académica y en metodologías que incentivan el “Learning by Doing”, acercando a los alumnos tempranamente al ámbito empresarial y llevándolos más allá de la pura adquisición de conocimientos, lo que les permite entrar con ventaja al mundo de los negocios.

Así, la metodología de enseñanza se centra en el estudiante, cambiando el paradigma del profesor que transmite conocimientos a uno donde los alumnos son gestores de su propio aprendizaje.

Es por esta razón que el modelo educativo incluye la metodología de talleres, donde se realizan proyectos que permiten la interacción con el mundo real de los negocios. Además, se combina la formación general con dos opciones de licenciatura: Administración de Empresas y Economía, y con un programa de Magíster al finalizar la carrera.

La integración de estos elementos permite formar profesionales capaces de adaptarse y ser exitosos en un entorno cada vez más dinámico. De esta forma, los ingenieros comerciales de la Universidad Adolfo Ibáñez están “capacitados para resolver problemas que aún no existen”.

Redes Sociales
Instagram